Y después del choque de trenes, ¿qué?

trenes

Escribo esta entrada en el blog de ASU como un militante más, y animo al resto de compañeros a que escriban también, tanto si coinciden conmigo como si discrepan. A ver si fuera posible en estas primarias tener algún debate profundo y descargado de estereotipos y de eslóganes de fácil consumo.

Mi idea de unas primarias es que deberían ser una oportunidad para que los candidatos presentaran y defendieran sus propuestas, tanto para el partido como para el país, y nos iluminaran sobre cómo recuperar a los votantes perdidos, cómo ilusionarlos de nuevo y cómo desalojar democráticamente a esta derecha dañina y corrupta que nos gobierna desde hace cinco años.

En lugar de eso, estamos asistiendo a un combate de boxeo plagado de descalificaciones, mentiras e insultos, que no hace sino enardecer a las respectivas bases y llenar las redes sociales de auténtica basura. ¿Es este el modelo de debate democrático que queremos? ¿Es así como vamos a ilusionar a los votantes perdidos? El escenario presente se parece mas a una lucha por el poder entre dos potentes egos, que a un debate respetuoso entre compañeros socialistas que desean lo mejor para su partido.

Los casos del diputado Miguel Angel Heredia, por el lado de Susana Díaz, y del alcalde de Calasparra José Vélez, por parte de Pedro Sánchez, serían los mas extremos de este ambiente bélico. Pero no son los únicos, y lo más grave es que no han sido desautorizados tajantemente por sus respectivos candidatos. Cada parte se queja del estilo de la otra, sin reconocer que la suya hace exactamente lo mismo.

En cuanto a las “ideas-fuerza” transmitidas en los mítines, estas son de lo mas decepcionantes. Susana Díaz repite sin descanso que “le gusta ganar” y se pone como contrapunto del candidato Sánchez, al que califica de “perdedor”. ¿No podríamos hilar un poquito más fino, compañera Susana? En el PSOE llevamos perdiendo elecciones desde 2011, y lo hemos hecho con Zapatero, con Rubalcaba y con Sánchez, debido sobre todo a nuestras políticas de 2010 ante la crisis. ¿Por qué simplificar tanto el mensaje cargándole a Sánchez esa ignominiosa etiqueta? Pedro Sánchez, por su parte, acusa a la Gestora y a Susana Díaz de doblegarse ante el PP por facilitar su Gobierno, y se pone él como contrapunto de un PSOE autónomo. Compañero Sánchez, un poco de respeto a los que no piensan como tu. La decisión de abstenerse la tomó el Comité Federal con una mayoría del 60% y seguro que tuvieron importantes razones para hacerlo (las ha explicado con exquisita pluma Javier Fernández), tan importantes y tan respetables como las tuyas.

Si no entendemos esto, es decir que todos somos socialistas y que todos queremos lo mejor para el partido, aunque discrepemos en una estrategia concreta ante una coyuntura concreta, entonces es que no nos importa dividir el partido por la mitad. Ningún socialista es un “vendido”, ni ninguno es un “perdedor”. Si el mensaje que promovemos es que nosotros somos “los buenos” y la otra mitad “los malos”, da igual que se mire desde el lado de Pedro Sánchez o desde el de Susana Díaz, entonces es que ponemos nuestros deseos personales por delante del bien del partido.

Después del choque de trenes, realmente dará igual que gane Sánchez o que gane Díaz. Tendremos garantizada una encarnizada bronca por mucho tiempo, en la que los perdedores tratarán de “lamerse” las heridas sufridas haciéndole la contra al ganador o ganadora. Y por el camino, el PSOE habrá dado otro paso más hacia la irrelevancia y habremos debilitado el único instrumento que tienen los desfavorecidos de este país para cambiar su penosa situación.

Por eso, os pido que no colaboréis con esta catástrofe y os animo a que votéis al único candidato que no está participando de esta guerra fratricida. Patxi López, aparte de concordia y respeto entre socialistas, ofrece un programa muy interesante, genuinamente de izquierda, con ideas-fuerza para abordar el problema territorial, el modelo de partido, la fiscalidad, la educación, el cambio climático y la corrupción, es decir los problemas que interesan a los españoles. Ya se que no despierta el morbo de las otras dos candidaturas, y que en un ambiente tan polarizado, los militantes se enardecen y desean que ganen los suyos, o más bien desean “arrasar” a los otros. Las voces sensatas quedan apagadas en el estruendo de un ambiente así. Pero, como dice el propio Patxi López, el partido no está para bromas. Muy probablemente, no podrá aguantar una división como la que se avecina con Sánchez o con Díaz como Secretario o Secretaria General. No ganará nadie, y perderemos todos. ¡Ojala me equivoque!

Ricardo Peña Marí

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo universidad

4 Respuestas a “Y después del choque de trenes, ¿qué?

  1. David Peña Uceda

    Totalmente de acuerdo contigo, pero me parece que pides una utopia. Yo espero escuchar propuestas específicas y pormenorizadas de todas las preocupaciones que tenemos los ciudadanos, en materia de educación publica, sanidad y demás políticas sociales. También espero un debate sobre su idea de Europa y cómo dar a España y la social democracia un papel mas destacado (un eje mediterráneo junto con Portugal Italia, Grecia e incluso Francia en respuesta al los malos resultados del eje franco Aleman…)
    Por el contrario supongo que asistiremos al típico debate de golpes bajos, de mensajes pre escritos, del y tu mas y peor. No creo que tengamos un debate de ideas y de altura…

  2. Felipe

    No soy afiliado, no votaré por tanto. Siempre, desde el día siguiente de la “fuga” de P. Sánchez abogué por Patxi. Hoy, vista la evolución de la situación y sus débiles posibilidades, abogaría por una convergencia con la candidatura de PS, a la que aportaría, además de sus votos, su hacer, su fair play principalmente, porque de ideas-programa tampoco hay tanto ni tan original o ambicioso. (por cierto, una cosa son los mítines, otra los programas escritos). No sé si es pasteleo, creo que no, que puede ser una forma de responsabilidad política.
    En lo que no coincido es dos aspectos que señalas:
    a.- Equiparar el bulo mendaz a conciencia de Heredia, todo un cargo, en un acto de partido, bulo que ha sido la base de la actuación para defenestrar a PS. con el calentón tosco, burdo, etc. de un alcalde en un mitin, pública y abiertamente expresado. Ni ética ni políticamente me parecen actuaciones equiparables.
    b.- La decisión de abstenerse se tomó en el CF después del día trágico en que se habían producido todo tipo de maniobras ilegales (dimisión de 17 miembros creyendo antiestatuariamente que con ello “cesaban” al SG) y sin haberla planteado nunca antes -la abstención, digo- públicamente, porque era una palabra impronunciable que les avergonzaba ante su electorado-clientela regional y porque querían, supongo, forzar que fuera el SG quien cargase con la vergüenza o el coste político de la decisión. Y para mayor muestra de poca sensatez y dignidad política la Gestora impuso una abstención total, no técnica como hubiera sido suficiente y más digno. La intención de esa decisión, impuesta por quienes no iban a votar, era bien clara, no hay que ser muy mal pensado para intuirla. Todo este viaje para una abstención vergonzante y vergonzosa que se podía haber planteado en los CF mucho antes pero negociada y con condiciones.
    Perdón por mi exceso de palabras. Gracias, salud y suerte para todos los votantes, que espero sean la mayoría.

  3. José Jesús de Bustos Tovar

    Comparto íntegramente las palabras de Ricardo Peña. La escisión del partido parece inevitable. Estoy abochornado con las intervenciones de Pedro Sánchez, al que solo guía la ambición y al que no he escuchado ni una sola idea renovadora. Después delos dos fracasos electorales que ha logrado y, lo que es peor, sus cambios de posición (de Ciudadanos a Podemos y sus halagos a los nacionalistas), debería de ser más respetuoso con los otros candidatos. Habla de renovación : ?en qué consiste?, ¿en renunciar a la socialdemocracia?
    Susana Díaz ha demostrado su capacidad de trabajo para el PS, pero le faltan, si no talento (que creo que sí, desde luego), fundamentos ideológicos e intelectuales suficientes. El PSOE ha sido históricamente el partido de intelectuales y gentes reflexivas, no de repetidores de una vulgaridad, como la de dividir a los políticos entre ganadores (ella, claro está, como si tuviera la protección de la divina providencia) y perdedores (todos los otros, más claro todavía) Si a ello se une su devoción por el clientelismo, ya tenemos completo un panorama desastroso..
    Creo que Patchi López, al que apoyo y he avalado, no ganará, pero está dando testimonio de su decencia política y de su coherencia ideológica y táctica, además de que posee larga experiencia de gobierno. ¿Qué haremos si sucede lo que algunos (¿muchos o pocos?) nos tememos?
    Saludos cordiales
    .José Jesús de Bustos

  4. SILVIA IGLESIAS RECUERO

    Yo también comparto plenamente la posición expresada por Ricardo Peña. Tras la desastrosa gestión de los resultados de las segundas elecciones generales no parece muy inteligente que los dos compañeros protagonistas de la crisis se hayan presentado como candidatos a liderar el partido que han contribuido a dividir ni adecuado que se dediquen en sus intervenciones a ahondar en esa división y a alentar en los militantes posiciones simplistas y emocionales. Menos aún, cuando el panorama nacional y el internacional nos insta a recuperar las políticas socialdemócratas como contrapunto necesario a extremismos simplificadores y peligrosos y como solución a los graves problemas sociales e institucionales que están haciendo atractivos a muchos ciudadanos tales mensajes demagógicos. El PSOE necesita en estos momentos cohesión y sosiego internos para diseñar una política de oposición al PP inteligente, coherente y eficaz que le permita convertirse de nuevo en alternativa de gobierno. Por lo visto hasta ahora, ni Susana Díaz ni Pedro Sánchez están respondiendo a esa necesidad, sino que continúan enzarzados en posturas personalistas y un tanto “redentoristas”.
    La alternativa que ofrece Patxi López , en cambio, es integradora y dialogante y dirigida a la recomposición interna y externa del PSOE.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s